Skip to content

Sonido, otro elemento narrativo presente en nuestras historias

La voz de nuestra madre es especial, es el primer sonido que aprendemos a identificar, incluso antes de nacer. Mientras crecemos, descubrimos que los sonidos nos ayudan a percibir mejor el mundo que nos rodea, incluso cuando cerramos los ojos, tenemos uno propio. Algunos sonidos nos alarman o tranquilizan, y otros nos recuerdan algo.

¡Somos todo oídos!

No sabemos si los animales encuentran placer en lo que escuchan, como no perciben los sonidos como nosotros, probablemente las notas de un piano o el canto de un coro solo son ruidos para ellos. Afortunadamente, los seres humanos aprendimos a concebir sonidos que van más allá de los que traemos de fábrica, gracias a nuestra increíble capacidad de crear cosas.

Cada lugar y cada momento tiene un sonido específico, y de acuerdo a la experiencia que evoque, cada uno lo percibe de forma diferente. Sin embargo, hallamos puntos de encuentro en melodías como el himno nacional, canciones populares o jingles publicitarios, que nos hacen identificarnos con algo o alguien. A través del sonido podemos generar atmósferas y emociones que conmueven a las personas, informar un hecho noticioso y hasta vender algo.

Imagen Vs. Sonido

Hace 29 años comenzamos a jugar con las imágenes y el sonido con el fin de contar las historias de los negocios de nuestros clientes, a lo largo de este viaje muchos profesionales nos han acompañado, entre los cuales destacan Mauricio Arango, líder de audio; y Robinson Durango, sonidista de campo, dos compañeros que escuchan y trabajan el sonido desde ángulos diferentes.

Mauricio Arango, líder de audio en Videobase
Mauricio Arango, líder de audio en Videobase

“El video es la pintura y el sonido es el marco, y juntos componen una obra de arte”, en una conversación que tuvimos con Mauricio recordó esta analogía que escuchó de un director, a lo que agregó: “el sonido es la parte visceral del audiovisual, tú puedes concentrar tu mirada en una pantalla, pero el sonido invade tu cuerpo porque hay ondas que se encargan de eso […] Lo que te va a erizar, lo que te va a asustar, lo que te va a hacer reír, es el sonido”.

Está claro que el sonido nos guía, nos lleva al lugar o al estado que el director quiere. Según nos contó Mauricio, esta relación entre lo que miramos y escuchamos comenzó con el cine mudo: “el cine mudo no era tan mudo porque en los teatros había un pianista que acompañaba con música la película […] veían que era importantísimo que esas dos cosas estuvieran juntas […] así la gente se concentraba y lograba reírse con las películas de Charles Chaplin”.

En este video podrán apreciar cuán estrecha es la relación entre el video y el sonido para comunicar algo efectivamente, tan solo miren cómo grandes escenas del cine se vuelven nada sin música:

La Voz

No hay cosa más humana que nuestras voces, son como huellas digitales y cuando se trata de contar historias su importancia aumenta, especialmente en el contexto audiovisual. Sabido esto, ¿qué será lo más importante de una voz? “¡Qué le creas, eso es lo más importante! No tiene que ser una gran voz, ni debe tener unas características tonales especiales, debe saber comunicar un mensaje”, esto fue lo que nos respondió nuestro líder de audio, quien ha trabajado con voces tan célebres como las de John Gres y Alberto Cepeda, locutores con amplísima experiencia nacional e internacional.

Capturando el sonido

El sonido del ambiente que rodea a los personajes de una película, documental o comercial, ayuda a crear diferentes atmósferas, capturarlo es una tarea compleja y tan variable como los mismos escenarios. Esto es algo que, después de 21 años de trabajo, nuestro sonidista de campo tiene clarísimo. Para Robinson la preparación es una de los aspectos más importantes, ya que de acuerdo a las condiciones del lugar en el que hará la captura, diseña un plan de trabajo y elige los equipos más idóneos para la ocasión.

Robinson Durango, sonidista de campo en Videobase
Robinson Durango, sonidista de campo en Videobase

“La calle es muy buena porque ahí es donde uno educa el oído, uno tiene que estar más pendiente y conocer muy bien su equipo para evitar los audios contaminados”, esto fue lo que nos respondió Robinson cuando le preguntamos dónde prefería trabajar: ¿en la calle o en el estudio?, pero al final no se inclinó por un lado u otro, ya que cada escenario representa retos diferentes. “En el estudio todo es más controlado, uno se concentra tanto en el sonido que cualquier ruido puede dañar la captura […] Cuando estás allí lo más importante es lograr un producto de altísima calidad”, agregó.

50/50

Un error común entre los youtubers que están empezando es concentrarse únicamente en la calidad del video, olvidando por completo la importancia del audio, entonces cuando comienzan a editar notan que el micrófono de su cámara es limitado y recoge demasiado sonido ambiente. Para que esto no te pase, recuerda que audiovisual es 50% audio y 50% video, si esto queda claro desde el principio y te esfuerzas por conocer las características de tu equipo, podrás sacarle más provecho y el material que llegará a tu computador estará en óptimas condiciones.

Lo que está y lo que viene

En una sociedad en la que somos más digitales, multitareas e individuales, el sonido está cobrando fuerza, el podcast y los videos ASMR son cada vez más populares y las personas los consumen mientras realizan sus tareas cotidianas, tal cual lo harían con la radio. Si bien el sonido surround 5.1 es el estándar actualmente y tenemos salas de cine 4DX, a mediano plazo el sonido va a comenzar a tocarnos más, algo que llevará la forma de contar historias al siguiente nivel.

Redacción: @CarlitosTelling

Compártelo si te gustó
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter