Arriba

Regresa al blog

El proceso de conquista, una transformación

Scroll Animado

2017-09-02

Estás soltero, dedicas tu tiempo a trabajar, estudiar, compartir en familia, quizás haces deporte, y sales con tus amigos, en una de esas salidas ves una persona que llama tu atención por su sonrisa, piensas en la manera de acercártele, titubeas en enviarle un mensaje con el mesero, o dirigirte hacia donde está e invitarla a un café, o simplemente mirarla hasta que se percate y te sonría.

Decides observar qué hace, cómo se comporta, qué está tomando, identificar que tanto habla con sus compañeros de mesa, hasta que ves algo en común, ambos sonríen al hablar, así que te decides, te levantas de la mesa y caminas en dirección de su mesa, esta persona lo nota, tomando una postura tranquila.

Pasan los días y ya han salido a cenar, incluso a ver la película de moda, notas que le gusta leer novelas y le regalas un libro que por supuesto has leído para tener más temas de conversación. Decides que es hora de presentarle a tus amigos, así que van juntos a un cumpleaños del grupo, y sin ser sorpresa, tus amigos se enganchan con su forma de ser. Luego de meses de compartir momentos agradables sugieres formalizar la relación en noviazgo, de manera que ambos conocen a sus respectivas familias, empiezan a programar salidas en grupo y comparten momentos, logros y sueños.

Ya han pasado dos años, salen a cenar una noche a su restaurante favorito, allí ríen, comen, toman un par de cócteles, hasta que la sorprendes, su sonrisa es cada vez más grande, sus manos tiemblan, mira para todos lados y en el lugar todos tienen sus ojos clavados en ustedes, todo sucede en pocos segundos, los suficientes para que te levantes de la mesa y te pongas de rodillas con una pequeña caja cuadrada.

Esta es una historia que define de manera sencilla y clara el proceso de una marca para realizar Marketing de atracción, puede tener variaciones en cuanto al número de etapas con respecto al público y canales a utilizar, sin embargo cumplen las 4 principales: Atraer, Convertir, Cerrar y Deleitar.

La Atracción debe contar no sólo con pensar qué puede hacer una marca, lo más importante es saber con claridad qué tiene para ofrecer diferente a otras, sumado al entendimiento de su público tanto conocido como extraño (quién es, qué hace, qué le gusta, dónde consume contenidos) así el esfuerzo de atracción en contenidos o canales puede tener mayor efectividad. Cuando pasas a la etapa de Convertir, ya tienes información útil para mejorar la experiencia del público, generando interés en un caso puntual o varios, ese público no sólo sabe que existe la marca, también la visita para conocer más de ella.

La tercera fase es la de Cerrar, el público da un paso de confianza, lo cual se puede entender como compra del producto o servicio, o como suscripción, todo dependerá del objetivo de la empresa o de su comunicación, aquí es donde tenemos los datos de contacto para personalizar los mensajes y ser asertivos. Entonces, si estamos con una estrategia de marketing de atracción básico, la última etapa es la de Deleitar, allí, ese público identificado, cautivado y efectivo, cree en la marca, la disfruta y lo más importante habla de ella, se convierte en embajador natural.

Y tu empresa, ¿realiza marketing de atracción?

Comparte este contenido:
Redes Sociales
Redes Sociales
¿Aún tienes tiempo para leer?:
mira el siguiente artículo

Suscríbete a nuestro newsletter

El amplio mundo de las comunicaciones

El amplio mundo de las comunicaciones

Leer Artículo
5 claves del marketing emocional

5 claves del marketing emocional

Leer Artículo
La clave para un proyecto exitoso: Planeación, creatividad, estrategia y producción

La clave para un proyecto exitoso: Planeación, creatividad, estrategia y producción

Leer Artículo