Arriba

Regresa al blog

¿Cuánto vale tu atención? (Parte II)

Scroll Animado

2019-07-11

 

Hace poco hablábamos de cómo la atención de los seres humanos se volvió un recurso escaso, producto de la gran cantidad de información y canales de comunicación a los que tenemos acceso actualmente, un fenómeno que es estudiado a través de la economía de la atención.

 

Cada minuto que tu youtuber favorito, Luisito Comunica o El Rubius, logra captar tu atención son oportunidades que él tiene de generar ingresos a través de diferentes patrocinios o de la Red de Display de Google, por esta razón YouTube recomienda a los creadores realizar contenidos de 10 minutos para insertar “X” cantidad de anuncios publicitarios en los mismos.

 

Todas las búsquedas que haces desde tus dispositivos electrónicos durante el día son contabilizadas y categorizadas para que otros puedan aprovechar esa información en algún momento, a muchos esto les causa temor, pero si lo que llega a nuestros ojos no logra convencernos, simplemente seguimos derecho.

 

Las plataformas de publicidad hacen un trabajo fantástico y cada vez son más precisas, pero hay un factor humano que sigue teniendo mucha relevancia: la confianza. Generar confianza es generar atención ya que siempre estamos buscando cosas que nos generen cierta sensación de seguridad, es decir, el hecho de que algo llame la atención no significa que genere confianza automáticamente.

 

Aunque la economía de la atención dice que el principio de cualquier intercambio comercial es llamar la atención, hay otros elementos que se deben tomar en cuenta porque después de la confianza está el tema del tiempo, el cual es cada vez más reducido.

 

Los influencers o líderes de opinión cumplen un papel muy importante en todo este juego, ellos inspiran confianza y ayudan a ahorrarnos tiempo, ya que la cantidad de productos e información alrededor de estos es tanta que, sin su presencia, la toma de decisiones sería tan larga e infructuosa como queramos.

 

En el caso de los teléfonos inteligentes, cuando nos interesa uno lo primero que hacemos es buscar la opinión de alguien que ya lo haya usado, ya sean amigos, el sitio web de CNET o el canal de YouTube de Xataka. Con el tiempo, ellos se han ganado nuestra atención porque, de acuerdo al ejemplo, son expertos en el tema de tecnología, así que su opinión es fundamental en nuestra decisión de compra.

 

Como todos estos generadores de contenidos ayudan a construir confianza alrededor de un producto o servicio, muchas marcas nombran como embajadores a influencers y youtubers porque saben que las opiniones de estos pesan y aportan a sus objetivos, especialmente en una época en la que los consumidores saben lo que quieren y, en ocasiones, están mejor informados que los vendedores de una tienda física u online.

 

Así es como del concepto de “economía de la atención”, que explicamos en la entrada anterior, pasamos a analizar algunos de los elementos más importantes que acompañan a esta: confianza y tiempo. No se trata de llamar la atención por llamarla, se trata de generar intención cuando ya nos hayan visto, intención que se traducirá en algún tipo de conversión como consecuencia de un argumento de ventas sólido.

 

Por @CarlitosTelling.

Comparte este contenido:
Redes Sociales
Redes Sociales
¿Aún tienes tiempo para leer?:
mira el siguiente artículo

Suscríbete a nuestro newsletter

La comunicación empieza por casa

La comunicación empieza por casa

Leer Artículo
¿Me haces un viral…?

¿Me haces un viral…?

Leer Artículo
La clave para un proyecto exitoso: Planeación, creatividad, estrategia y producción

La clave para un proyecto exitoso: Planeación, creatividad, estrategia y producción

Leer Artículo