Arriba

Regresa al blog

Cuando las marcas te hacen reír o ¿por qué conectar a través del humor en redes sociales?

Scroll Animado

2019-01-29

 

Tan humano(s) como la risa

Todo lo humorístico tiene que ver con lo humano. Aunque en otras especies de la naturaleza está presente el acto de la risa, en los seres humanos esto se presenta como un acto evolutivo de mostrar un sentimiento de agrado y como una aceptación inherente de una idea -cómica o no- del emisor del mensaje. Todos amamos reír, dado que la risa nos permite mejorar el día que venimos viviendo, nos conecta con los demás, nos rescata de momentos incómodos y aliviana nuestras tareas cotidianas, entre muchas otras razones. En la evolución de la comunicación digital existen miles de maneras de expresar la risa: un simple “jajajajaja”, un emoji, incluso Facebook desarrolló una reacción específica para denotar que un contenido nos genera diversión (siendo la tercera reacción más usada en esta red social, detrás de “Me gusta” y “Me encanta”) y que trae unos insights interesantes para utilizar en una estrategia digital.

 

Cuándo una marca se atreve a tener un tono de comunicación que sea disruptivo con la institucionalidad que se esperaría, hace que su audiencia cambie y genere lazos emocionales. En las redes sociales hay una cantidad excesiva de información, razón por la cual es muy fácil que los contenidos se pierdan en el incesante mar de publicaciones. En ese contexto, utilizar un tono humorístico puede ayudar a llamar la atención de los usuarios, que no dudarán en detenerse ante algo que les robe una sonrisa.

 

¿Por qué una marca debe hacer reír?

Datos de Brand Watch indican que más de 50 millones de negocios utilizan páginas de Facebook para desenvolverse con el usuario. La penetración de Internet ha alcanzado número inigualables, Internet World Stats indica que tan sólo en Norteamérica 69 de cada 100 personas usan la Red de redes. Finalmente, considerando que poco más de 5 mil millones de personas se desenvuelven en múltiples plataformas de redes sociales (entre Facebook, Twitter, Instagram o YouTube), es más que necesario utilizar estos canales para actuar y hacerlo de una manera que sea inolvidable.

 

Michele Coscia, profesor de la Universidad de Harvard que se ha dedicado a estudiar el fenómeno digital de los memes y su viralidad, afirma: “Internet ha hecho mucho más fácil construir una conciencia común” Una de las principales claves para lograr una alta difusión en las redes sociales, apuntó el investigador, es el humor: “La característica fundamental de una buena broma es que es inesperada y original. Es una buena manera de conseguir popularidad en internet”, indicó.

 

Precisamente por lo “inesperado y original” de un apunte humorístico de una marca es que se genera recordación y un aumento en el alcance de las publicaciones. Muchas marcas gastan fortunas en contratar a especialistas en marketing y publicidad, que logren hacer que los usuarios se involucren sentimentalmente con sus marcas. Pues bien, practicar el humor en las redes sociales es una manera muy efectiva para conseguirlo. Así, un chiste certero o un comentario cómico en el momento oportuno puede ocasionar esa sensación de familiaridad en la audiencia.

 

Ser real

 

El humor hace que sea muy fácil conectar. Muchos lo ven como un riesgo, sobre todo ante productos que busquen una confianza a través de la seriedad. Pero para un gran abanico de marcas es una herramienta que puede funcionar fantásticamente bien, aunque tiene que aplicarse con estilo y elegancia. Para desarrollar una estrategia digital en torno al humor es importante conocer a tu audiencia: no es posible ser gracioso si no sabes a quién le hablas. Al igual que cuando intentas hacer reír a una persona, es necesario que tengas información acerca de su realidad para evitar ofenderla o simplemente no causarle gracia. Así por ejemplo, si tu audiencia es muy joven probablemente no comprenderá tus chistes referidos a viejos programas de TV, y de igual forma, si es muy adulta quedará fuera de referencias propias de las nuevas generaciones.

 

Mientras más claro sea el contenido al que refiere tu contenido humorístico, más efectivo será en su cometido. Así por ejemplo, es recomendable omitir mensajes demasiado complejos a nivel intelectual o que hablen de hechos poco conocidos. Por el contrario, recurrir a eventos conocidos por todos como trigger para provocar algunas risas es lo más aconsejable y efectivo.

 

Por estas razones, es de primera importancia que tengas en claro cuál es el perfil de tu audiencia para poder generar un mensaje adecuado. Debes saber en líneas generales quiénes son tus seguidores, de dónde vienen y qué edad promedio tienen, de modo que puedas saber más fácilmente qué podría hacerlos reír.
En resumen, recurrir al humor en las redes sociales para llegar a tu audiencia es un riesgo, sí, pero vale la pena. Como dijo Zuckerberg: “El riesgo más grande es no arriesgarse… En un mundo que cambia rápidamente, la única estrategia que está condenada al fracaso es no tomar riesgos”. Si haces siempre lo mismo en digital, el riesgo que estás tomando es mucho más grande: la irrelevancia.

 

Por último les dejo esta campaña realizada por Campofrío, una marca española que usa un tono fresco y directo en sus publicaciones y que precisamente sacó un spot con relación al chiste. Como reflexión, la última frase: “Algo que nos hace tanto bien no debería ser un lujo, debería ser un bien de primera necesidad.”

 

Redacción: Daniel Barrera

 

 

Comparte este contenido:
Redes Sociales
Redes Sociales
¿Aún tienes tiempo para leer?:
mira el siguiente artículo

Suscríbete a nuestro newsletter

¿Cuánto vale tu atención? (Parte II)

¿Cuánto vale tu atención? (Parte II)

Leer Artículo
¿Cómo hacer un evento exitoso?

¿Cómo hacer un evento exitoso?

Leer Artículo
La debilidad de Ad Blocker

La debilidad de Ad Blocker

Leer Artículo